B·Rabbit Hole: · Yojouhan Shinwa Taikei ·

· Yojouhan Shinwa Taikei ·


¡Ciaossu! La verdad, la entrada de hoy iba ser totalmente diferente pero este fin de semana terminé de ver Yojouhan Shinwa Taikei (The Tatami Galaxy) y no pude esperar más a comentárosla :3 (aunque no sea usual que vaya a comentar con vosotros todos los animes que vaya viendo, sí que me gustaría compartir con vosotros aquellos que me llamen especialmente la atención, como es este caso).

Cuando comienzas a consumir grandes cantidades de anime/manga te das cuenta que normalmente hay patrones que se repiten constantemente con pequeñas variaciones. Por mi parte, hubo un tiempo en el que dejé de ver anime/leer manga porque esos patrones se repetían demasiadas veces, las historias se volvían demasiado repetitivas y sus tramas demasiado planas. Un completo y absoluto consumismo era lo que comenzó a reinar en el mercado, predominando la cantidad de ventas sobre la calidad del producto, lo de siempre. Sin embargo, hace un tiempo volví a engancharme pero quizás de manera más selectiva, intentando rebuscar historias no tan comunes, aunque no os voy a mentir, a veces el cuerpo me pide una historia plana pero entretenida para pasar el rato. Y así fue como di con Tatami Galaxy, un anime de 2010 que cuenta con 11 capítulos de unos 23min cada uno, lo normal.
Cuenta la historia de un estudiante de tercer curso de la universidad que una noche tiene un encuentro con un hombre con la cabeza con forma de una berenjena que le anuncia ser el dios del matrimonio. Este encuentro hace que nuestro protagonista comience a reflexionar acerca de sus dos miserables pasados años en la carrera en compañía de su compañero Ozu con el cual se dedicaron a amargar las vidas de los enamorados del campus, llegando a un arrepentimiento por haber malgastado de tal manera su tiempo y su vida pudiendo haberlos aprovechado para vivir una vida universitaria plena y color rosa, encontrando el amor. En cuanto este pensamiento cruza su mente, el tiempo rebobina dándole otra oportunidad.

Es un anime con una planteamiento muy interesante de la historia. En cada capítulo vivimos un futuro y un pasado nuevo y diferente de nuestro protagonista que nunca está conforme con los acontecimientos de su vida y tu nunca llegas a aburrirte de las desgracias que le ocurren y creedme, no son pocas. A pesar de tratar situaciones paralelas siempre hay un nexo que une la historia de un capítulo con otro, sean frases o momentos puntuales que se repiten haciendo ver al espectador que, si bien Watashi (como se designa a nuestro protagonista en MyAnimeList y que es curioso porque en japonés hace referencia a uno mismo) tiene oportunidad de rehacer su vida para alcanzar un final satisfactorio, comete una y otra vez los mismos errores que le llevan a capítulos siguientes de la historia.


Sus personajes destacan por un diseño poco convencional que les aporta carácter y personalidad propia en concordancia con sus actos y a la percepción de ellos de nuestro protagonista. Es un número reducido de personajes principales que se van repitiendo de un capítulo a otro y son los únicos con rasgos definidos y de fácil identificación ya que el resto del reparto se muestra sin rostros, pasando a un segundo plano. Asimismo, se juega muchísimo con los colores. Cada personaje tiene un color predominante, de esta manera, nuestro protagonista es un personaje muy pálido y grisáceo como la vida insatisfactoria que lleva.

Quizás lo que más fascinante resulta ser de este anime, por si hasta ahora no os ha llamado suficientemente la atención, es su realización y el concepto artístico que, personalmente, me parecen fantásticos y nada usuales. Normalmente, cuando ves anime sueles centrarte más bien en sus personajes y las aventuras a las que se enfrentan, pasando los fondos, los paisajes, el ambiente desapercibidos y con formas y colores planos, poco destacables. En este caso se juega muchísimo con el entorno, se convierte en un elemento, un personaje más y tiene un papel importantísimo. El color vuelve a desarrollar un juego interesante frente la mirada del espectador, además de las infinitas texturas que le acompañan en el acabado, convirtiendo la imagen en un delicioso cuadro popsurrealista. Nunca había experimentado tales juegos visuales en anime y eso que llevo bastante equipaje. Pero en esto reside el encanto de Tatami Galaxy, no pretende solamente contar una historia, quiere que el espectador se involucre, que disfrute, que descubra y que aprenda.

En este anime todas las piezas encajan a la perfección y hacen que funcione de una manera impecable. Es una historia con una trama compleja, un monólogo interno del protagonista que se entremezcla con los diálogos del resto del reparto en búsqueda de una vida plena color rosa, acompañada de un diseño artístico fuerte, llamativo y con personalidad propia y unos personajes pintorescos y muy variopintos. Una obra completa, ecléctica y totalmente recomendable para deleitar incluso a los espectadores más exigentes.


Y hasta aquí mi humilde opinión de hoy, espero que os haya gustado la review ^^
¡See you again desu~!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog design by Mery's Notebook